11 may. 2012

Una de medallas


Como podrán suponer, muchos de los blogs que sigo habitualmente versan sobre el noble arte de correr, también llamado "running"; la mayoría son "made in Spain", otros norteamericanos y quizás en menor número, sudamericanos. Reconozco que algunos los leo con gran interés, otros por mera curiosidad y de manera irregular, y el resto (¿quizás la mayoría?) simplemente los ojeo.
Las crónicas de las carreras populares que aparecen cada semana en la blogosfera, suelen venir acompañadas de las típicas fotografías que prueban la hazaña de quien las escribe (las crónicas), otras muestran a algunos colegas blogueros coincidentes en la prueba, armados con amplias sonrisas y toda la parafernalia del corredor popular, y en muy, muy contadas ocasiones, se publican otras con el protagonista subido en el podium o recogiendo un trofeo.
Volviendo al tema de la geografía, en dichos reportajes fotográficos que acompañan a las crónicas de los blogs norteamericanos y sudamericanos, he observado una característica común entre ellos y que no está presente en los españoles, y no es otra que la existencia de un elemento importantísimo y casi clave para el "runner": la medalla.

Cuando hablo de la medalla no me refiero a la de campeón -que generalmente suele recibir una copa o trofeo-, sino a la que reciben todos y cada uno de los participantes que logran acabar la carrera; sí, repito: todos y cada uno de los participantes que logran acabar la carrera.
Es un tema que entronca directamente con uno de mis conceptos preferidos, el precio de las carreras populares. Desconozco por completo las tarifas existentes en "las américas" por correr de manera popular, aunque intuyo que en Estados Unidos es algo elevado comparado con los precios españoles (que ya es decir), pero leyendo las crónicas anglosajonas y viendo las fotografías de la prueba, merece la pena pagar la diferencia extra con creces. Y no hablo solamente de la medalla, sino del impresionante despliegue infraestructural y su consecuente atractivo visual, sin nombrar la implicación del pueblo -no participante en la prueba- y algún detalle más; de las pocas referencias que tengo provenientes en Sudamérica, ocurre algo parecido.
En cambio en España, a duras penas (y no siempre) se tiene un recuerdo en forma de camiseta (de algodón en ocasiones) y con suerte una lata de refresco al finalizar la prueba. No digo que no me gusten las camisetas, al contrario, siempre he defendido que es lo mínimo que un "popular" debe recibir, pero una medalla, es otra cosa.
He tenido la curiosidad de ojear un poco la web y buscar alguna referencia de los precios de "medallas a granel" y, ¡oh!, ¡sorpresa!, ¡apenas ronda el euro!...¿1 € por un recuerdo imborrable para algunos?, ¿por algo tan significativo como una medalla?, ¿no merecerá la pena semejante inversión?...¿qué sentirá el corredor que llegó el último y vea como el voluntario de turno le cuelga su medalla?, y el que corrió su primera carrera popular, ¿qué sentirá?...

Quizás a alguno le pueda parecer lo que digo una auténtica estupidez, o quizás no tenga espacio en sus vitrinas para tanto trofeo, pero no soy el único que piensa de esta manera, se los aseguro.

De hecho, esta pseudo-reflexión ha nacido después de leer el último post del gran Lucho, -runner y blogero argentino todo corazón-, titulado: ¿Por qué las medallas son importantes?.

Merece la pena su lectura, sin duda.

Salud!

6 comentarios :

La verdad es que prefiero no dar motivos a los organizadores para seguir subiendo los precios...

En una popular me dieron medalla -se la daban a todos- y la verdad es que no sé donde la tengo, a modo souvenir o recuerdo colecciono todos los dorsales y más ancho que largo...

Lo de las camisetas... la verdad es que podían ser más originales o directamente prescindir de ese "regalo" y rebajar la inscripción, yo lo prefiero pero para gustos colores.

Saludos

Pues yo me encuentro en norte américa y yo soy de los que me gusta conservar medalla y camiseta, así que encantado. En cuanto a los precios depende un poco de la tradición y lo importante que sea la prueba. Por ejemplo la maratón de San Francisco está entre los $120-$150 dependiendo de cuando te inscribas, Boston es un poco más caro y New York se dispara. En otras ciudades menos importantes el precio se queda en la mitad. En San Francisco el precio incluye camiseta técnica, medalla para los que la terminan, y todo lo que quieras y más de hidratación durante y al final de la prueba. En las más "baratitas" siempre tienes medalla y "exceso de hidratación" , algunas vienen con camiseta de algodón y otras no.
Saludos

Medallas las hay seguro en los maratones, y luego en alguna carrera, pero en casi ninguna.
Eso si hoy en día camiseta de algodón no dan en casi ninguna, la inmensa mayoría la dan técnica, y camiseta hay en prácticamente todas las carreras, aunque ya podían cambiar un poco de regalos que tengo la casa llena de camisetas, jeje.

La maratón de New York 300$ si eres seleccionado en el sorteo, donde para estar hay que pagar unos 10$. Respecto a las medallas suelen ser lo normal en España las maratones, en carreras de menor distancia no las he visto...

Muy buena reflexión. Sí, una medalla creo que es importante. Todos somos un/a niño/a grande. Seguro que nos sentiríamos genial llevándonos una a casa. Es un buen acicate para seguir...
Muac!

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace. Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda. Se trataría de un enlace de texto en nuestro directorio www.websmultimedia.com/directorio y como extra saldría también de manera aleatoria, a pie de página, en todas las secciones de nuestra web.

También aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).

Agradecemos su tiempo y disculpen las posibles molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com

Publicar un comentario