4 may. 2012

Arrogancia personificada


Carrera de 5000 m en el Crystal Palace, Londres, Inglaterra (1980).

Protagonistas:

- John "The Mudlark" Treacy (IRL) personificando la actitud de "nunca hay que rendirse".

- Steve Ovett (GB) haciendo gala de una despótica muestra de superioridad y arrogancia.



Ovett fue un atleta maravilloso y destacado en su tiempo. Consiguió la medalla de oro corriendo los 1500 m en la Olimpiadas de Moscú (1980) y numerosos títulos incluyendo varios records del mundo. Sin embargo, esta carrera formará parte de las que probablemente le gustaría olvidar.

Treacy no era un cualquiera; ganó dos campeonatos del mundo de Cross Country y la medalla de plata en el maratón olímpico de Los Ángeles (1984).

Tal vez todos aprendamos algo de este vídeo, y no hablo estrictamente de running...

Salud!

4 comentarios :

Sí, señor, se lo tiene bien merecido; por ir de sobrado; nunca hay que menospreciar al contrincante.

Publicar un comentario