10 abr. 2012

Depilación masculina


Hay aún muchos aspectos del running que suscitan mi atención, aunque el que voy a tratar hoy va un poco más allá de la práctica deportiva: la depilación masculina.

Estoy a punto de cumplir los 39 años y aunque no me considero una persona muy mayor, he de reconocer que pertenezco a una generación un tanto ajada, además la vida me ha dotado de una personalidad variopinta, ya que para asuntos morales, políticos o de índole social, suelo tener una postura bastante libertaria, pero para otros soy mucho más conservador y no sólo me cuesta aceptar algunos cambios, sino que por más que lo intento, no acabo de entender el origen de los mismos.

Cuando yo era niño, no había ni un sólo hombre por la calle con las piernas depiladas, y aparentemente, sólo los ciclistas profesionales que salían por la televisión recibiendo masajes en sus musculosas piernas eran los únicos que se depilaban. Con el tiempo comprendí que en los deportes en los que las piernas eran las protagonistas, había muchas más probabilidades de encontrar escasez de vello, y deduciendo un poco más, entendí que debía ser para que la aplicación de masajes deportivos de recuperación, fuese más cómoda.
Bien, aunque es una razón de muy poco peso, comprendo que los deportistas profesionales se depilen sus extremidades con este fin terapeútico, pero lo que no me cabe en la cabeza es que lo haga el corredor de los domingos, o sea gente como ustedes y como yo. Aunque quizás la razón para hacerlo esté bastante lejos del asunto deportivo y sí mucho más cerca a las tendencias de estilo dictadas por vete a saber quién. Aquí nos metemos en un tema farragoso, porque hablar de un concepto tan vago y absurdo como la moda pero aplicado al vello corporal (peinado incluido) es, hasta cierto punto, insultante para la inteligencia humana (para algunas, por lo que veo). Pero el verdadero súmmum llega con la depilación de algo tan llamativo como las cejas...
Pero, ¿los hombres que se las depilan no se dan cuenta de que es un sinsentido?... En fin, voy a centrarme en las extremidades, que es lo que interesa...

Los que se depilan las piernas suelen manejar diversos argumentos a su favor:

Hay algunos que defienden la ganancia de aerodinámica corporal y así poder "arañar" algo en sus marcas... No sé si merece gastar tiempo en hablar de esta afirmación por lo absurda de la misma... ¿Cuánto pretenden "rascar"?, ¿0,001 segundo?... no me hagan reír, por favor.

Luego están los que echando mano del clásico tema del masaje, recurren a él como si el masajista o el fisioterpeuta les pusiese alguna pega por ir con "las patas peludas", y además, como si se dieran masajes cada tres días...

También están los que sostienen la idea de que los pelos son antihigiénicos, sobre todo en caso de heridas... Esto es otra tontería, porque aparte de que la madre naturaleza dota al cuerpo humano con lo necesario para su supervivencia (pelos incluidos), todos nos hemos dado multitud de golpes en las piernas y jamás se ha infectado ninguna herida por tener pelos, quizás todo lo contrario. Otro asunto es que a algunos les duela el despegarse la tirita o el esparadrapo, o que sencillamente, la higiene corporal brille por su ausencia...

Y por último están los que con franqueza dicen que se depilan por estética. A estos sí que merece la pena guardarles algo más de respeto, porque por lo menos son sinceros consigo mismos y con los demás, aunque hacer algo guiados por el absurdo concepto de la estética visual-corporal, me sigue pareciendo una de las mayores chorradas que he visto... Digna de estudio, oiga... El asunto estético es otra patraña que nos venden, junto al culto al cuerpo, la imagen estereotipada y otros muchos conceptos provenientes de la "caja tonta" y el "papel cuché".

En la lucha por la igualdad de sexos, las mujeres se han visto históricamente "obligadas" a depilarse, teñirse y maquillarse, y en vez de ir hacia un camino de destierro de estas costumbres alienantes, el sexo opuesto las adopta como dignas y merecedoras de atención, en muchos casos alentados por algunas féminas con menos coeficiente mental aún que ellos, que ya es decir...
Asombroso...

Mi postura es clara, como pueden ver.

Salud!

9 comentarios :

Caramba, caramba...
Yo sinceramente pienso que en la lucha por la igualdad de los sexos, lo de los pelos es un asunto trivial. Las mujeres hemos hecho nuestras, algunas actitudes o comportamientos masculinos haciéndonos así un flaco favor.
¿pasará lo mismo con el asunto de la depilación?

Yo sé de más de uno que cuando suda y le entra sudor en los ojos dice que le "pica" ¿picaría más si ese corredor estuviese depilado? Los pelos -en mi modesta opinión- creo que sirven para algo -casi todos-

Saludos y buen día.

Yo creo que es por estética, sin más, aunque lo de las cejas tampoco me parece adecuado. Pero también es verdad que (por ejemplo en la piscina) te encuentras con cada "osito" que no hace sino soltar pelos... y es bastante desagradable...
Abrazos

Sigo asiduamente tu blog y comparto gran parte de las opiniones que éste expresas, pero esta vez me permito discrepar y además des de la voz de la experiencia. Por el fin terapeútico pues no está de más y así lo reocnocen los mismo fisios que se tratan mejor unas piernas sin que con bello, pero mi mayor motivo es la mejora de la sensación de calor y la sudoración, ni punto de comparación, te animo a probarlo.

Las piernas siempre las llevo depiladas; el pelo del resto del cuerpo, menos el de la cabeza, que no tengo, lo dejo tranquilo y en paz, que crezca como quiera.

Mi única experiencia en depilación es un par de veces el pecho porque los esparadrapos que tenía que poner en mis lindos pezones no veas lo que dolían al quitarlos.

En cualquier caso, nunca me ha gustado la depilación, pero si alguien me convence de que es mejor por algo no tendría mayor problema. ¿Acaso no llevamos siglos afeitándonos la cara?

Saludos y seguro que el tema trae cola :-)

Me depilé durante años.
Los primeros, me abrazaba a tu segunda hipótesis.
Pasaron los años, entonces siempre comenté abiertamente que era por estética y por "yoyismo".
De uin tiempo a esta parte, me cuido mas que nunca y he dejado de depilarme.
Hace un mes, fuí al fisio,...me hizo mas daño por los pelos que me arrancaba en un masaje de descarga "a contrapelo" que con el masaje propiamente dicho.

La próxima vez que vuelva, juré ir depilado,...pero sólo por esas,...me he vuelto a enamorar de los pelos en las piernas, y a parte de ser mas cómodos, hacen que me reafirme en mi postura de autenticidad de la especie frente a los estímulos externos y tecnologías varias.

Buen post, buena reflexión.
Un abrazo Gustavo.

La verdad que ir al fisio sin depilar es casi un acto masoquista, y mas si tienen que ponerte esos "esparadrapos superadesivos" por lesiones.

Yo nunca me depilé ni tengo la intención de hacerlo pero en una época en que practicaba ciclismo, mis compañeros sí que me animaron a hacerlo y el motivo dado fue el de las heridas. Yo no me atrevería a hacer la afirmación de que nunca ha pasado nada por unos pelos, aunque sí que es cierto que no conozco ningún caso. Pero creo que sí que podría ser que no fuese bueno que se te quedase algún pelo dentro de una herida.

Coincido con el sentir general de varios comentarios. Yo nunca me he depilado, pero aunque mis visitas al fisio no son excesivamente frecuentes, cada vez que lo hago me he arrepentido de no haberme rasurado las piernas. Soy bastante peludo, y con los masajes el fisioterapeuta a veces arranca de cuajo muchos pelos a pesar del uso de lubricantes, hasta el punto de que alguna vez me ha desinfectado las piernas con agua oxigenada.

Personalmente no es suficiente como para someterme a depilación, pero al menos esa razón, la entiendo.

Saludos. ;)

Publicar un comentario