4 abr. 2012

15 meses


Desde que decidí dar un pequeño giro al blog dejando de publicar post de entrenamientos semanales llenos de números y datos, me he centrado más en escribir entradas de opinión o curiosidades, pero al acabar el pasado mes de marzo, me di cuenta de que había pasado el primer trimestre del año y por tanto, el quinto de mi vida como runner. Aquí dejo unas pequeñas reflexiones en forma de resumen:

Comencé el año lleno de ilusiones y con la esperanza de afrontar un gran número de carreras populares de asfalto y montaña, pero como publiqué hace algún tiempo, me topé con la realidad de los precios de las inscripciones, dato con el que no había contado y que hoy día, todavía sigue siendo un handicap enorme para mi maltrecho bolsillo. Allá por enero, calculaba haber competido en unas 3 o 4 carreras populares que tenía anotadas en mi calendario, pero desgraciadamente sólo cuento con una sóla participación en el Trail Nocturno de Tegueste. Aparte de este asunto monetario, también he de contar que a principios de febrero, durante un entrenamiento, mi débil e inexperto muslo izquierdo sufrió una sobrecarga al realizar una "machada" propia de un novato confiado. Pasé todo ese mes sin apenas entrenar, dándome masajes y haciendo contínuos estiramientos en la zona del aductor, además de visitar al fisioterapeuta. Parece que sirvió de algo ya que en marzo he podido volver a coger algo de tono equiparando el volumen de trabajo con el de finales del año pasado.

Aunque mi corta carrera de runner siempre se ha caracterizado por la precaución, este pequeño parón me ha servido para darme cuenta de que todavía estoy en pañales; y no hablo de marcas personales ni nada de eso -que es obvió que lo estoy-, sino de forma física. Habiendo pasado casi 20 años de sedentarismo, fumando y con el cuerpo anquilosado, un año de trote continuado, que es más o menos lo que he hecho, no puede ser suficiente para afrontar determinadas empresas deportivas con garantías de éxito. En el mes que estuve casi parado por las molestias en el muslo, perdí una cantidad de fondo aeróbico increible; cuando volví a correr de nuevo, apenas era capaz de llegar a los 45 minutos de carrera contínua. En terreno llano todo es mucho más fácil, las complicaciones vienen cuando uno pretende afrontar entrenamientos con desniveles tipo trail, que justamente es lo que abunda en la isla en la que vivo; sin duda, el estado de forma aceptable para la práctica del running se tranforma en un estado de forma algo deficiente para la práctica del trail running.

En este momento sigo sin un objetivo claro y definido, y aunque estoy enfrascado en un plan para correr una media maratón, lo que persigo es lo mismo que hace un año: mejorar físicamente. Si la confianza en mi pierna retorna, quizás me planteé participar en alguna carrera popular en un par de meses, y a la vez iré retomando los entrenamientos por la montaña a ver qué pasa. Sigo animado y con muchas ganas de correr, aunque probablemente lo seguiré haciendo en soledad y sin dorsal.

Habrá que esperar vientos favorables y nunca perder la sonrisa.

Salud!

10 comentarios :

En el momento que salgas con continuidad el fondo lo coges rapido. Animo.

El cuerpo recupera rápido el fondo aunque estés parado un mes. Ánimo y a seguir poco a poco, que es la mejor forma de mejorar. Aunque te parezca mentira todos caemos en alguna lesión por las machadas típicas de novato, pero bueno, de todo se aprende en la vida.

Poco a poco vas notando la mejoría, sin estar pendiente de ella. Ánimos muchos y como dices tú, sin perder la sonrisa. Abrazos

Lo importante es que siempre aprendemos cuando hacemos algún "parón", nos analizamos y seguimos adelante!
Los precios de las carreras cada vez van a más, ahora es un negocio que todos quieren ganar.
A seguir mejorando y buscando ese fondo, que seguro llegará cuando menos te lo esperes.

Yo al igual que tu soy un novato, más novato si cabe porque apenas llevo unas semanas en esto del running. También con el objetivo de una media y liado con un blog: http://www.storiesacrosstheocean.blogspot.com/
También intento hablar poco de entrenos y números, prefiero buscarle el chiste a las cosas más simples que me voy encontrando en este nuevo mundillo.
Así que ánimo, yo también salí de una lesión pero en solamente 6 sesiones he completado 10-12k dignamente. En breve estarás "devorando" kilómetros.

Por mi corta experiencia lo único que puedo decirte, con el ánimo de ayudarte, es que esto de entrenar y correr es una montaña rusa.

Entrenas durante semanas sin notar mejoría alguna; un día sales a correr y ves de lo que eres capaz y te sientes como un semidios; pero la semana siguiente, al subir la pequeña cuesta cercana a tu casa, sientes como se te va la vida en ello y vuelves a empezar.

No tengo claro que esto de correr compense los malos por los buenos momentos. Es un sacrificio continuo y de lo que se trata, dicho muchas veces por ti, es de disfrutar cada uno de esos sacrificios.

Ánimo y cuando quieras correr un día en compañía organizas una quedada con todos tus seguidores del blog que seguro que se apunta más de uno, yo el primero.

Por supuesto, sin perder la sonrisa.
Besos,

El cuerpo tiene memoria y aunque hayas estado parado un mes, si vuelves a salir al menos 3 veces por semana no tardarás mucho en recuperar la forma perdida

Lo del precio de las inscripciones a mi también me parece un abuso..que ya en algunas maratones o ultratrail roza el atraco....pero cuando has probado el gusanillo del dorsal es difícil no pasar por el aro y sacas el dinero de las inscripciones ahorrando en otros caprichos prescindibles

un abrazo y ánimo

Ánimo y adelante, márcate un objetivo y verás como todo cambia de color, y lo de la sonrisa por supuesto...siempre puesta en la cara.

Aunque dicen que el cuerpo tiene memoria, es cierto que al principio de empezar a correr, cuando paras, recuperarla cuesta más. Eso me pasó a mí los dos primeros años. Lo importante es no abandonar y seguir con ganas de ser constante, y yo creo que ánimo para ello tienes.
Suerte en esa búsqueda de la memoria del cuerpo!

Publicar un comentario